19 abril, 2007

El Golpe Final

Si de algo sirvió la profunda controversia suscitada por la discusión en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en torno a una posible modificación a la Ley del Aborto, fué para recordarle a todos los mexicanos que las mismas fuerzas que en el 2006 estuvieron bombardeando mediáticamente a la población a través de la radio y la televisión advirtiéndole sobre la inminencia del fin del mundo (crisis, carestía, inflación, desempleo, devaluación, etc.) y la llegada del Apocalipsis si el pueblo de México se atrevía a sacar al PAN de Los Pinos siguen activas listas para entrar en acción en cualquier momento para promover sus propias agendas. Lo que sucedió en las elecciones presidenciales del 2006 no fue un fenómeno pasajero motivado por unas elecciones en las que el PAN estuvo casi a punto de ser expulsado del poder; fué tan sólo la manifestación de algo que existe permanentemente, trabajando en todo momento noche y día a espaldas de los mexicanos. Hoy, al igual que ayer, con una cantidad enorme de recursos de procedencia desconocida, el conocido actor Roberto Gómez Bolaños:





mejor conocido como el "Chespirito" y como "El Chavo del Ocho" -reconocido simpatizante, aliado y vocero no-oficial de la causa ultraconservadora de México- a partir de la noche del 27 de marzo del 2007 ha estado apareciendo en cientos de spots transmitidos en horarios estelares -los más caros, acumulando un costo de varios millones de pesos- como parte de una campaña tratando de montar una presión enorme en contra de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para que modifique su agenda legislativa al gusto de quienes recurriendo a las mismas tácticas mediáticas de la telecracia prácticamente impusieron a Felipe Calderón como el sucesor de Vicente Fox. Sobre esta desusada y bien financiada participación política del otrora apacible Chespirito, el conocido editorialista de la revista PROCESO José Gil Olmos nos dice lo siguiente en lo que fué publicado el 28 de marzo del 2007 por la agencia noticiosa APRO bajo el encabezado "Aborto, la derecha y Chespirito":

Chespirito vuelve a la carga. Ahora ya no en respuesta al grito de “quien podrá defendernos”, sino como parte de la campaña que Televisa y la derecha política, religiosa y empresarial mexicana ha emprendido en contra de la propuesta de despenalización del aborto que el PRD ha lanzado en el Distrito Federal, primero, y en el resto del país, después.

Felipe Calderón, jefe del Ejecutivo, representante del estado laico mexicano, ha roto la legalidad al manifestarse públicamente contra la despenalización del aborto, usando términos claramente católicos. Lo mismo que los secretarios de Gobernación y Salud y legisladores del PAN.

Como en la campaña de 2006, los panistas, los empresarios, la Iglesia católica conservadora y Calderón han vuelto a utilizar la pantalla de la televisión, esencialmente los canales de Televisa, para encabezar una campaña en contra del PRD. Si antes el enemigo a vencer era Andrés Manuel López Obrador, al que llamaron “un peligro para México”, hoy es la iniciativa perredista para legalizar el aborto bajo ciertas condiciones.

En 2006, la campaña sucia ideada por el estratega norteamericano Dick Morris, contratado por Calderón y el PAN, dio como resultado una sociedad dividida y confrontada. Ahora, en 2007, la nueva campaña del panismo y calderonismo, unido a la iglesia y al empresariado de derecha, ha empezado no sólo a dividir a la sociedad mexicana, sino a enfrentarla y polarizarla.

Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, fue utilizado entonces para promover el voto a favor del candidato presidencial panista, y los resultados fueron más que favorables. La imagen del creador de personajes entrañables para una buena parte de la sociedad mexicana impactó en el ánimo del electorado.

Al mismo tiempo, los empresarios emprendieron una campaña en Televisa en contra de la izquierda perredista y, en especial, en detrimento de la imagen de López Obrador. La misma televisora utilizó sus noticieros para dar la imagen de violentos a los seguidores del tabasqueño.

Paralelamente, en las iglesias católicas, un buen número de sacerdotes utilizó el púlpito para difundir ideas que parecían enterradas en la historia, pero que revivieron con un fuerte impacto en la creencia popular: dijeron que si ganaba López Obrador les quitarían partes de sus propiedades (casas, departamentos, tierras) e, incluso, les quitarían algunos de sus hijos. “La izquierda, el comunismo, es el demonio”, promulgaron mientras doblaban las campanas.

Hoy, que empieza la discusión de la reforma para despenalizar el aborto en el Distrito Federal, propuesta por el PRD en la Asamblea Legislativa, y que también ya propusieron en la Cámara de Diputados, la derecha conservadora, convertida en gobierno, ha echado a caminar la misma maquinaria mediática, bajo el lema de “aborta la ley, no la vida”.

El argumento gubernamental en contra de la despenalización del aborto es que no se trata de un asunto que atente a la salud pública. El secretario de Salud, José Ángel Córdoba Villalobos, dijo que el año pasado sólo hubo 88 muertes maternas por esta causa. "Son muertes que no deberían suceder, pero hay muchas otras enfermedades que representan un riesgo mayor", aseguró, y puso como ejemplo la tuberculosis, por la que mueren dos mil personas anualmente. Nada de lo que pueda enorgullecerse un funcionario público.

Sin embargo, contra esas cifras, los perredistas manejan también números oficiales que opacan con mucho los del secretario de Salud. De acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Población (Conapo), en nuestro país se realizan 533 mil 100 abortos cada año en condiciones insalubres y con riesgos mortales.

Jerarcas de la Iglesia católica, por su parte, se han manifestado por respetar el derecho a vida, pero rechazaron que se consulte a la población, sobre todo a las mujeres, sobre la necesidad de despenalizar el aborto. El arzobispo de Guadalajara, Juan Sandoval Iñiguez, condenó la propuesta y dijo: "No es asunto de una encuesta, de un referéndum, de pedir votos, quiénes votan a favor y quiénes en contra: no, porque el derecho de un ser humano no está al voto".

El cardenal Norberto Rivera, encabezó, a su vez, una peregrinación-marcha en contra de la legalización del aborto, mientras que el Vaticano mandó a un representante especial para manifestarse en contra de esta medida.

Sin embargo, estos mismos jerarcas católicos son los que han guardado silencio sobre las demandas penales en México y otros países en contra de sacerdotes que han destruido la vida de centenas de niños sobre quienes han abusado sexualmente.

Televisa también ha tomado partido en el asunto. Sus noticieros son usados como catapulta de la campaña en contra de este tema. Entrevistas, reportajes, notas de mujeres arrepentidas de haber abortado, son difundidas en los noticieros más importantes. Pero no hay ninguna información de las mujeres que han decidido abortar por cuestiones económicas, familiares, sociales y hasta de salud.

La manipulación de la opinión pública tiene su cúspide con Chespirito y, parafraseando a su personaje “El Chapulín Colorado” habría que preguntar “quien podrá defendernos” de su campaña “Abortemos la ley, no la vida”.

El tema del aborto es complicado, es un asunto de salud pública antes que religiosa que es necesario discutir y legislar con mayor amplitud. Quizás sólo el tema de la eutanasia puede asimilarse y provocar discusiones sociales y enfrentamientos tan fuertes como el aborto. Pero al final, en ambos casos, se trata de una decisión individual, y en ella ni la Iglesia ni los empresarios, los gobiernos, ni Chespirito, pueden inmiscuirse.

Por otro lado, el uso de los recursos oficiales para el apoyo de las agendas de la ultraderecha ha llegado a tal extremo que inclusive están llevando a cabo algo que en otras épocas recientes hubiera sido impensable: la politización del ejército. Y esto ha quedado de manifiesto precisamente en el uso del otrora apolítico Ejército Mexicano en un evento organizado por una de las facciones ultraconservadoras afiliada a la Organización Nacional del Yunque opuesta a la propuesta de la despenalización parcial de las leyes en torno al aborto. En efecto, en la revista Siempre! número 2807 del primero de abril del 2007, bajo el encabezado "Un buen ejército no tiene ni partido ni religión":





podemos leer lo siguiente en el editorial principal:

La presencia de una banda de guerra que abanderó la inauguración del Tercer Congreso Internacional Provida -una organización eminentemente católica, dedicada a condenar fanáticamente el aborto y muchos tipos de anticoncepción- despertó inquietud y preocupación.

La razón es simple: su presencia no sólo avalaba a una entidad civil claramente sectaria, sino una postura política y social promovida por la Iglesia católica, pero no compartida precisamente por todos los mexicanos.

El Ejército, lo hemos reiterado en estas páginas, es la institución sobre la cual ha descansado la paz y la estabilidad del país durante casi cien años. Desde 1910, México no ha tenido, por ejemplo, como Argentina, Bolivia, Chile, Guatemala o Venezuela, asonadas encabezadas por militares.

Una de las razones fundamentales por las cuales el Ejército Mexicano ha sido el eje rector de la unidad nacional, es su sabia decisión de no involucrarse en asuntos de carácter político o partidista y menos, obviamente, en discusiones polarizadas por la religión.

Cada soldado, sargento, capitán o general tienen derecho como individuos o seres humanos a votar, pensar o creer en lo que gusten, pero como institución, el Ejército no puede mezclar las armas con partidos y crucifijos. Esa combinación siempre ha sido explosiva y causa u origen de muchas guerras y revoluciones.

Para el Ejército tuvo un elevado costo el haber participado en la represión del movimiento estudiantil del 68. Esa debe ser tomada como una buena lección para que no vuelva a ser utilizado en forma equivocada.

De acuerdo a una encuesta recientemente publicada, los militares forman parte de una de las instituciones que más confianza despiertan en la sociedad. Esta credibilidad no es gratuita. La han obtenido después de haber tenido que demostrar que, lejos de ser una entidad represora, protegen y atienden al pueblo de México.

El apartidismo, el laicismo y la prudencia política han hecho del Ejército Mexicano uno de los mejores ejércitos del mundo. No por el tipo de fusiles, pistolas, tanques de guerra o tecnología, sino por su infinita lealtad a la nación. No puede estar, por lo tanto, al servicio de ningún fanatismo o religión.

No los ha detenido ni por un solo momento las terribles consecuencias que la politización del Ejército pueda desatar. Ni los ha moderado lo que nos enseña la Historia sobre lo que les sucedió a los españoles al desatarse la terrible Guerra Civil bajo la sombra de una ultraderechizada Falange. Ya nada les importa, porque al fin y al cabo ya tienen en sus manos el control del Ejército Mexicano a través de su marioneta Felipe Calderón. De esto fué precisamente de lo que se trató la elección presidencial del 2006. Y es tan sólo el preludio de lo que viene para el 2012 con la consolidación plena del control de todo el aparato gubernamental en sus manos. Esto es precisamente lo que estará en juego para el 2012.

Naturalmente que en el Congreso de la Unión hubo protestas enardecidas en contra del uso del Ejército Mexicano para apoyar una manifestación de la ultraconservadora organización PROVIDA en contra de las pretendidas reformas propuestas en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. Las cuales, a fin de cuentas, cayeron en oídos sordos. La Secretaría de Gobernación, en manos de un individuo procedente de Guadalajara ligado a la extrema derecha conservadora de Jalisco y con una bien ganada fama de represor e intolerante, Alberto Cárdenas Jiménez, colocado como Secretario de Gobernación por Felipe Calderón precisamente para manejar situaciones como ésta desde una perspectiva favorable a los intereses de la extrema derecha, no tardó en responder a la nota de protesta enviada por el presidente de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, dejando en claro que por parte del gobierno federal calderonista no habría ni siquiera un llamado de atención. Veamos lo que dice sobre ésto una nota publicada el 2 de abril del 2007 por la agencia NOTIMEX:

Declara SEGOG improcedente queja contra López Trujillo
NOTIMEX
2 de abril del 2007

Tampoco es ilegal presencia de militares en acto de Provida.- En respuesta a la petición de diputados del PRD, el subsecretario de Gobierno de la Segob, Abraham González Uyeda, aclaró que el cardenal Alfonso López Trujillo no violó la Constitución al participar en un foro de Provida en México.

En una misiva dirigida al diputado Víctor Hugo Círigo Vázquez, presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, estableció que no es procedente la aplicación del Artículo 33 constitucional para el prelado debido a que éste ya abandonó el país.

Además, el funcionario de la Secretaría de Gobernación (Segob) precisó que el representante del Pontificio Consejo para la Familia del Vaticano, al participar en el Congreso Internacional organizado por Provida, no violentó los artículos 1, 8, 9 y 130 constitucionales.

"En ningún momento se refirió al país, a los órganos del poder público del Distrito Federal, a la iniciativa sobre la ampliación de las causas de despenalización del aborto que se discute en la ALDF", señaló en su misiva al diputado local del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El cardenal tampoco hizo referencia a las autoridades legislativas ni administrativas y ninguna plaza o vía pública fue sede de dicho evento, puntualizó.

Por ello, González Uyeda argumentó que el cardenal López Trujillo no incurrió en falta alguna en su calidad de extranjero y ministro de culto, ya que no se debe confundir con el 'tener una opinión' sobre la realidad de la nación y sus problemas.

El funcionario respondió también a la petición de legisladores para sancionar a quienes supuestamente vulneraron el orden constitucional por la presencia de elementos del Ejército y uso de símbolos patrios en actos privados de carácter religioso.

Expuso que "no es posible atender a dicha solicitud" ya que no se vulneró el orden constitucional y jurídico del país, ya que ha cumplido con su misión de actuar en acciones cívicas, como fue la del sábado 24 de marzo, en la inauguración del tercer congreso Próvida.

El subsecretario de Gobierno de la Segob aclaró que ese evento no fue de carácter religioso, ya que Provida es una asociación civil.

Mencionó que si bien, durante esos trabajos se abordó el tema la "Manipulación de Embriones Humanos", en donde intervinieron algunos cardenales, "esto no le da per se un carácter eminentemente religioso al contenido del evento".

Es importante que quede bien claro a todos los lectores la magnitud del precedente que se está sentando aquí por parte de la Secretaría de Gobernación. De aquí en adelante, cualquier organización privada que tenga nexos reconocidos con la extrema derecha, que esté ligada a la Organización Nacional del Yunque o a cualquiera de sus filiales, podrá utilizar al Ejército Mexicano para cualquier acto público organizado por ellos, sin que haya esperanza alguna de que ello devenga cuando menos en un llamado de atención por parte del gobierno federal. Y lo pueden hacer cuantas veces quieran, porque al fin y al cabo, como ya se dijo, tienen el control del Ejército Mexicano en sus manos.

Varias estimaciones indican que para el 18 de abril del 2007 se llevaban gastados ya más de 3 millones de pesos en los anuncios por televisión diseñados para presionar mediáticamente a la Legislatura de la Ciudad de México. Y la cuenta sigue creciendo. Sobre el asunto de las propuestas legislativas que se están discutiendo en la capital del país, yerran quienes creen que estas costosísimas campañas mediáticas están siendo financiadas por el actual presidente nacional vitalicio de PROVIDA, Jorge Serrano Limón, el mismo que con la ayuda del ultraderechista Diputado Federal Luis Pazos desfalcó a la Tesorería de la Nación de varios millones de pesos de los cuales no ha devuelto ni un solo centavo, parte de lo cual utilizó para la compra de sus tangas eróticas:





Yerran también quienes creen que esta movilización de recursos está financiada con dinero procedente de los bolsillos de los representantes de la Iglesia Católica en México. Ni siquiera ellos tienen tanto dinero. Y aunque la desinformación que se está haciendo circular por varios medios ha querido atribuír este financiamiento a una organización fantasmal bautizada como "Denme chance" (la cual no está registrada ante Notario Público alguno), el origen de estos caudales aparentemente inagotables de dinero se encuentra en una super-estructura controlada por unos cuantos, una organización que está aprovechando esta enorme disponibilidad de recursos y capacidad de movilización como ejercicio de calentamiento para algo muchísimo más importante: consumar en el 2012 su golpe final: la instalación de un gobierno abiertamente ultraderechista en México.

En lo que al aborto respecta, y sin la menor intención de querer entrar en la polémica, Spectator señalará que hay algo sumamente desagradable en la intención o la necesidad de tener que recurrir a algo tan riesgoso para medio de control natal como lo es el aborto habiendo ya otras alternativas, además de la adopción, tan efectivas y tan seguras como la píldora anticonceptiva, el condón, y la ligadura de las trompas de Falopio, además de la educación sexual preventiva para los jóvenes adolescentes en las escuelas. El problema estriba en que quienes se oponen tan tenazmente al aborto también se oponen tenazmente al uso de la píldora anticonceptiva, al condón, a la ligadura de trompas, y a la educación sexual en las escuelas. En efecto, primero quieren obligar a la mujer mexicana -a todas, sin exceptuar una sola- a embarazarse, así sea en caso de una violación, y tras esto obligarla a concebir el producto, así sea un hijo no-deseado o una criatura tan dañada de origen que difícilmente sobrevivirá semanas o días después del parto, y ello después de una dolorosa agonía, para retirarse después cómodamente del escenario diciéndole a la pobre mujer: "Bueno, ya cumplímos con nuestra labor de salvar la vida del niño; ahora es tu responsabilidad, es tu problema, a ver cómo te las arreglas para hacerte cargo del niño porque nuestra misión aquí ya terminó". Ninguno de estos apóstoles de la derecha conservadora y de la ultraderecha reaccionaria desembolsa jamás un solo centavo para ayudar a mitigar un poco aunque sea por un sólo día el hambre de los niños de la calle, de los cientos de miles de niños abandonados por sus padres, abusados y explotados. Tienen millones de dólares para radiar los costosísimos comerciales de Chespirito ya sea a favor del candidato presidencial de la derecha o en contra de alguna agenda legislativa, pero no tienen un sólo centavo para comenzar a recoger de la calle a los pobres huérfanos por cuyos nacimientos tan arduamente pelearon los "salvadores" de México. Sería muy bueno que el mismo Chespirito pusiera el ejemplo adoptando a unos cinco o diez niños de la calle, pero su "salvadora" generosidad no llega a tanto, ni siquiera para adoptar a uno sólo de esos niños abandonados. Y en lo que posiblemente sea una invención suya salida de su prolífica imaginación para consumo de las masas, (el mote de Chespirito le viene del apelativo Shakespearito con el cual era conocido en sus inicios, en alusión al famoso escritor ingés William Shakespeare) el conocido actor-comediante llegó al extremo de "revelar" con tintes melodramáticos que su madre tuvo "un accidente" que la puso "al borde de la muerte" justo y precisamente cuando ella tenía al futuro Shakespearito en su vientre, y que cuando el malvado médico le dijo a ella que tendría que abortar entonces ella se opuso a las órdenes médicas "salvando" así la vida del futuro cuentista. El relato suena bonito, con todos los elementos novelescos propios de varios guiones de TELEVISA que ya han sido utilizados en el pasado en torno al mismo tema tales como El Derecho de Nacer (Chespirito, como buen hijo y faltando un mes para la celebración del Día de las Madres, pone a su madre como la heroína del cuento, y la trama incluye la recuperación milagrosa que ocurre justo a tiempo desafiando los pronósticos de la malvada ciencia médica, con todo y su "final feliz" tal y como lo demandan los guiones de TELEVISA), pero al Chavo del Ocho se le olvidó presentar las pruebas que documentan que tal cosa realmente sucedió, tales como algún recorte de periódico, algún documento del hospital; algo, lo que sea, para demostrarle al pueblo de México que está hablando con la verdad, lo cual era su obligación porque al hacer tal afirmación pública estaba más que obligado a probar la veracidad de sus asertos, sobre todo tratándose de un asunto tan delicado. Es extraordinariamente sospechosa la "casualidad" de que la narración de tan increíble incidente provenga precisamente de la boca del mismo tipo que en el 2006 defendió a capa y espada los intereses de la extrema derecha mexicana, como también es sospechoso que se haya esperado tantos años de su vida para hacer tan espectacular revelación pública justo en el momento oportuno en que se está discutiendo lo que se está discutiendo. Hasta el día de hoy, tenemos tan sólo la palabra del melodramático y pro-Yunquista Chespirito sobre este asunto, por lo que pueda valer.

Cabe agregar que la intensa actividad que ha sido desplegada por una unificada extrema derecha mexicana en contra de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en torno a la pretendida despenalización parcial del aborto ocurrió precisamente al mismo tiempo en que Portugal promulgó una ley para despenalizarlo, algo que hubiera sido imposible e impensable bajo el régimen derechista del ultraconservador dictador pro-fascista Antonio de Oliveira Salazar. Interesantemente, el gran Doctor de la Iglesia, Santo Tomás de Aquino, afirmó que el alma se infundía en el cuerpo del nonato no en el momento de la concepción sino en el cuarto o quinto mes del embarazo; mientras que otro eximio Doctor, San Agustín, señaló que esto ocurría sólo hasta los 40 días después del embarazo en el caso de los hombres y a los 80 días en el caso en las mujeres. A partir del Concilio de Vienne (Francia) celebrado en 1312, la religión católica postuló la idea de que el aborto era homicidio sólo después de que el feto estuviese ya "formado", aproximadamente hacia el final del primer trimestre (la ley propuesta en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal hizo suyo éste argumento católico, ya que el aborto sigue siendo considerado como un crimen después de las doce semanas de gestación, o sea a partir del segundo trimestre). Por su parte, Carl Sagan, en su libro Billions and Billions (1997) señaló que cuando en el siglo XVII se examinaron por primera vez los espermatozoides a través de los primeros microscopios, estos parecían mostrar un ser humano plenamente formado, lo cual resucitó erróneamente la vieja idea de que el espermatozoide era un minúsculo ser humano, y ampliando este argumento con la intención de ridiculizarlo Sagan le formuló a sus lectores la pregunta de que si tal afirmación implicaba que la masturbación pudiera considerarse un asesinato en masa, porque en ella se liberan centenares de millones de espermatozoides, de los cuales todos terminan "asesinados", o en el mejor de los casos, todos excepto uno, siendo que cada espermatozoide individual es portador de una copia completa del ADN suficiente para definir a un ser humano en todas sus características físicas tales como la estatura, el color de la piel, el color del pelo, la forma de la nariz, etc. El argumento actual, repetido hasta el cansancio por el Cardenal Norberto Rivera en un documento firmado por él, 12 Obispos y un canciller eclesiástico, de que "la ciencia nos ha probado que hay un ser humano desde el momento de la concepción" (¿?), de que la mujer ya tiene a todo un ser "completo" dentro de ella a los pocos instantes de haberse consumado el acto sexual, es un argumento nuevo, de cuño reciente, elaborado casi por arte de magia y sostenido a ultranza por gente que seguramente ignora inclusive lo que es la gastrulación (antes de la cual no hay un sistema nervioso formado, no existe ni siquiera un solo nervio y muchos menos un cerebro que pueda "entender" lo que ocurre a su alrededor o que pueda experimentar sensación alguna), argumento que seguramente habría causado azoro inclusive en los tiempos de la obscurantista Edad Media, como hoy nos causa asombro a muchos que "en defensa de la vida" haya quienes estén profiriendo graves amenazas de muerte; amenazas que, dicho sea de paso, son muy capaces de cumplir, por venir de quienes vienen. A diferencia del Diablo, que actúa por la vía de la persuasión, estos tíos son más directos. Son señores de horca y cuchillo. Y eso que la despenalización que está siendo propuesta dentro de la legislatura capitalina es una despenalización parcial, con restricciones. Porque si se tratase de una apertura total permitiendo cualquier aborto de cualquier tipo sin limitantes de ninguna especie, es posible que los nuevos Cruzados ya habrían dado inicio a una segunda Guerra Cristera hundiendo a México en un nuevo baño de sangre por cuestiones relacionadas con el fanatismo ideológico en su más pura expresión.

Muy apropiadamente, la representante de México patrocinada por TELEVISA para el certamen mundial de Miss Universe portará un traje típico mostrando varias escenas alusivas a la Guerra Cristera, tales como campesinos Cristeros colgados de postes telegráficos y mujeres en misas clandestinas, así como otras alusiones de carácter religioso evocando una época gracias a la cual la incipiente extrema derecha mexicana pudo sembrar en Colima y en los Altos de Jalisco las primeras semillas con las cuales sería fundada la ultraderechista Universidad Autónoma de Guadalajara, precursora de la Organización Nacional del Yunque. ¿Quién mejor que la monopólica y pro-Yunquista TELEVISA para rendir este tributo a esa época gris gracias a la cual los multi-billonarios propietarios de la ultraderechista UAG obtuvieron tanto poder y tanto dinero? ¿Qué mejor forma para TELEVISA de congraciarse con sus cómplices encapuchados que ésta, justo en el mismo año 2007 cuando el certamen de Miss Universo se llevará a cabo precisamente en México? El certamen Nuestra Belleza México es otro de los muchos negocios de TELEVISA, el cual le deja pingües ganancias así como prestigio y proyección a nivel nacional. Anteriormente, era conocido simplemente como Señorita México. Y anteriormente, antes de que la ultraderecha llegara al poder, era un certamen completamente apolítico, un festejo de la belleza de la mujer. Pero ya dejó de serlo en el México de Felipe Calderón. TELEVISA por fin se ha quitado la careta, porque ya no le importa ni le interesa guardar las apariencias, se siente lo suficientemente poderosa para ufanarse y mofarse de sus televidentes cautivos presumiéndoles su verdadera filiación política actual. Antes, se guardaban las formas, pero ya no, y en este caso la forma es el contenido; lo que se ve es lo que es. Helo aquí:




Esta es la manera en la cual la representante de México representará a todo México (se recalca, a todo México, incluyendo a los millones de mexicanos que no votaron por Felipe Calderón ni por el Yunque) ante el mundo entero cuando el certamen internacional se lleve a cabo el próximo lunes 28 de mayo del 2007. Es bueno confirmar de lado de quién está TELEVISA. No es algo que no se supiera, bastantes muestras dió de ello durante las elecciones presidenciales del 2006. Pero ahora lo muestra abiertamente, sin rubor alguno, justo cuando su anquilosado Chavo del Ocho es sacado de su silla mecedora para servir a los desplantes de la ultraderecha, apoyado por el séquito de comunicadores e intelectuales (Joaquín López-Dóriga, Lolita Ayala, Víctor Trujillo, Enrique Krauze, etc.) que bailan al son de quien les paga por los servicios rendidos al monstruoso pulpo mediático.

Veamos lo que dicen algunas personalidades de reconocido prestigio acerca de esta "innovación"-aberración de TELEVISA:

Lorenzo Meyer, historiador: Por un lado, nadie puede negar la existencia de la guerra cristera y en cierta manera su inutilidad, porque a final de cuentas todo quedó más o menos como estaba. La Iglesia acepta al régimen, el régimen acepta la autonomía de la Iglesia, y todos los muertos fueron un tanto en vano. Pienso que hay algo de revancha en esta actitud; al poner a los cristeros ahorcados. Quieren exhibir ahora a sus muertos, desde su perspectiva, cuando también se podría poner a las víctimas del otro lado

Utilizar estas imágenes es como si Israel pusiera en su traje típico las fotografías de Auschwitz.

Este es un pálido reflejo de algo mucho más preocupante: el revanchismo de la derecha. Como ya tienen la Presidencia, los medios de comunicación y el poder, están envalentonados. Se ve que están ardidos y buscan poner su punto de vista hasta en las faldas.

Raquel Tibol, crítica de arte: Es una verdadera vergüenza desde el punto de vista cívico que se use este episodio histórico, que confrontó de una manera oscurantista al pueblo de México. La cristiada es la cristiada, no es para usarse en un vestido y menos hoy. Si los fundamentalistas católicos, apostólicos y romanos suponen que ganarán adeptos reverdeciendo tragedias históricas en un marco de frivolidad, espero que estén profundamente equivocados. Caso contrario hablaría muy mal, pero muy, muy mal, del pueblo de México. Por lo demás, el hecho de que Televisa respalde esta perversión demuestra de una manera obvia la orientación hiperreaccionaria de esa emisora. La población democrática y progresista de México debería decretarle un boicot auténtico. La diseñadora del vestido podrá decir misa, pero no creo que ella haya sacado de su propia invención este absurdo. Groserías culturales de este tamaño se hacen en equipo. Sin ser mal pensada, podría estar un sector ultraderechista de la Iglesia y, evidentemente, Televisa.

Angeles González Gamio, cronista e integrante del Consejo de la Crónica de la Ciudad de México: Este es el momento más inoportuno que puede haber para sacar a la luz este tipo de conflictos que son tan dolorosos y tan sangrientos, sobre todo cuando se discuten temas como el aborto, cuando existe una situación, un despertar, de ciertos conflictos entre lo laico y lo religioso. Es algo de muy mal gusto el que se estampen imágenes de ahorcados en un vestido, aun cuando no fueran de los cristeros, ya el simple hecho de que un vestido muestre esas imágenes es desagradable, sobre todo tomando en cuenta que en México tenemos tanta riqueza cultural, artística y artesanal para mostrar al mundo.

Carlos Monsiváis, escritor: ¡Qué terrible! ¿Para eso se sacrificó el padre Pablo García, fusilado según consta en el traje creado por María del Rayo; para eso en la región de Los Altos se ha creído en la separación entre la moda y la fe? ¿Para eso, para que los cristeros terminen como paisaje incidental en la competencia del hedonismo que ni se fija en representaciones de escapularios y carrilleros? ¿Cómo conciliar la guerra a Lucifer con la pasarela, ese camino de la perdición donde no importan las convicciones sino la maestría en el modelaje? La pregunta se mantiene: ¿los mexicanos, todos, descendemos de los concursos de belleza? Algo o demasiado de choteo hay en la página electrónica de Nuestra Belleza al describir el atuendo: "Representa a la mujer cristera, pieza fundamental en el conflicto armado que se desarrolló entre 1929 y 1942 en nuestro país". A partir de 1929 ese conflicto, por lo que atañe a la historia, se desarrolló a puerta cerrada porque no se registra, pero el traje no representa a la mujer cristera sino a su victimación por la moda.

Fernando del Paso, escritor: ¿Que qué opino? Pues que "Viva Cristo-Reina". Que viva, sí, hasta llegar viva y con su traje al concurso de Miss Universo, para que se ponga en ridículo y ponga en ridículo a México. Que viva y que gane el título para que con ella ganen la estupidez y la provocación. ¿Por qué no se pone nuestra candidata un vestido con fotografías del padre Maciel y de sus víctimas? Como agnóstico que soy, me parece además una aberración. Si fuera yo católico, me sentiría profundamente ofendido de que el nombre de Cristo y la batalla que se libró en su nombre -aunque también, desde luego, de la necedad y de la intolerancia- se vinculen con un concurso en el cual no sólo la cara bonita, sino también las buenas tetas, nalgas y piernas, determinan el triunfo de la trivialidad, de la vulgaridad y de un gran negocio. Son ganas de causar un escándalo, por supuesto. Son ganas de vestir con sangre la precaridad de la imaginación. ¡Que viva México! ¡Que viva Cristo-Reina!

De los derechos reproductivos de la mujer mexicana ya ni se hable, porque para la extrema derecha esto tiene ya una respuesta muy sencilla: ninguno. Ojalá y la extrema derecha hubiera hablado honestamente sobre esta postura radical suya cuando estaba invitando a las mujeres de México a votar no tanto a favor de Felipe Calderón sino en contra del candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador, llamándolo un peligro para México. Más allá del debate, aquí lo que debe saber y recordar a la hora de votar cualquier mexicano que tenga una madre o una esposa todavía en edad reproductiva o cualquier madre mexicana que tenga por lo menos una hija menor de edad que sea capaz de concebir, es lo siguiente: si su madre o su esposa o su hija es violada, entonces bajo el nuevo orden, bajo una ultraderecha firmemente instalada en el poder en un futuro ya no lejano, la madre (o la esposa, o la hija) será obligada por la fuerza de la Ley a concebir el hijo de quien la violó. No habrá excepciones, pero sí castigos con largas penas de cárcel a las mujeres que se opongan a esto. Excepto, tal vez, para los líderes del Yunque y para los ricos y poderosos que lo están financiando, que al fin y al cabo a ellos les sobra dinero a manos llenas para enviar a sus madres o a sus esposas o a sus hijas a practicarse un legrado en cualquiera de varias ciudades de Europa en donde no hay ningún tipo de límite para ésta práctica. ¡Oh, pero no voten por nadie que no sea un candidato aprobado por nosotros! -les dirán- ¡porque ese sí es un peligro para la mujer mexicana y para todo México, ya que ese sacrílego es capaz de hacer cosas mil veces peores que obligar a la madre o a la hija de uno a concebir el fruto de una violación! ¿Qué cosas? Pues eso ya lo responderán desde el anonimato los cabecillas de la Organización Nacional del Yunque; seguramente algo se les ocurrirá ya que son muy imaginativos para estas cosas.

De cualquier modo, lo que realmente está bajo consideración aquí no es la capacidad que tenga Chespirito para inventarnos mentirillas con el fin de promocionar las agendas de los amos a quienes realmente está sirviendo en estos momentos, de la gente con la cual de su libre y propia voluntad ha decidido aliarse. Si quiere forjar un pacto con el mismo Diablo, eso es asunto suyo. Lo que realmente está bajo consideración aquí es la capacidad de la extrema derecha para poder intimidar a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal obligándola a acatar sus dictados. Tómese en cuenta que ni siquiera se trata de una iniciativa de ley que está siendo discutida para ser aplicada en todo México, su aplicación estaría limitada única y exclusivamente al Distrito Federal, una entidad cuya población ni siquiera votó a favor los candidatos de la derecha. Pero por una iniciativa de ley local, la extrema derecha mexicana se siente capaz y con pleno derecho de montar una embestida feroz en todo México, que al fin y al cabo cuenta con una abundancia casi ilimitada de recursos económicos para ello, una abundancia de recursos proporcionados por un puñado de pulpos financieros que se están beneficiando y enriqueciendo a manos llenas por encima de los intereses y las necesidades de los mexicanos en extrema pobreza. El que se trate de una iniciativa de ley relacionada con el aborto es un asunto secundario, lo importante es demostrarle a los capitalinos quién manda en México. Y si la propuesta a ser discutida fuese la clausura total y definitiva del principal centro de operaciones de la extrema derecha en México, la Universidad Autónoma de Guadalajara, así como de todas sus sucursales como las que tiene en Tabasco y en Baja California, la respuesta sería igualmente feroz con un despliegue aún mayor de recursos mediáticos y financieros y posiblemente con varias muertes de por medio, ya que con esta gente no se juega. A fin de cuentas, esto es lo que realmente está en juego. Quienes están gobernando secretamente al país, quienes tienen una visión mucho más amplia del panorama, lo saben perfectamente bien. Y ahora, confiados en su enorme capacidad para manipular a la opinión pública y confiados en la enorme cantidad de recursos a su disposición incluyendo la plena disponibilidad del consorcio mediático TELEVISA para apoyarlos en todo lo que necesiten, están preparando ya en estos momentos el asalto final, para lo cual ya tienen un candidato para consumar dicho asalto: el nazi-fascista anti-judío anti-izquierdista Yunquista de línea dura Manuel Espino Barrientos. En efecto, la campaña para la Presidencia de México para el 2012 ya comenzó. La diferencia crucial es que ya no se trataría de un simple pro-Yunquista como Vicente Fox o de un pelele incondicional como Felipe Calderón, se trataría de la misma ultraderecha instalada ya en el poder, abiertamente, quitándose su careta, y preparándose para descargar su poderío en contra de sus supuestos enemigos.

Algunos se preguntarán: ¿Pero cómo es ésto posible, si Felipe Calderón apenas acaba de instalarse hace menos de cinco meses como Presidente de México? La respuesta es sencilla: es demasiado lo que está en juego, y estos individuos no están dejando nada al azar. De ser necesario, están dispuestos a bañar a México en sangre. Y se repite: tienen en estos momentos al Ejército Mexicano en sus manos. Recuérdese que, años antes de que se llevaran a cabo las elecciones presidenciales del 2006, ya habían intentado el recurso legaloide del desafuero con el cual trataron de quitar del camino al candidato que en aquél entonces representaba el mayor riesgo para la ultraderecha en el poder.

Manuel Espino Barrientos se puede sentir plenamente confiado en que las fuerzas siniestras que lo respaldan lo apoyarán plenamente en la última fase del asalto al poder que deberá llevarse a cabo en el 2012. Sabe que cuenta con lo más importante en estos momentos para la política en México como en otros tiempos lo fué la membresía dentro de alguna fraternidad masónica: el beneplácito y la aprobación de loz zares de la extrema derecha en México, los propietarios de la ultraderechista Universidad Autónoma de Guadalajara, quienes desde esa maligna plataforma de operaciones del neo-Nazismo lo respaldarán en todo para que Manuel Espino Barrientos pueda convertirse en el próximo Presiente de México. Y Manuel Espino parece sentirse muy confiado en ello, como parece sugerirlo lo que comenta la revista Siempre! en su editorial principal publicado el domingo 8 de abril del 2007 bajo el encabezado "Espino se cree dueño del PAN", elaborado sobre unas declaraciones hechas por Manuel Espino en el estado de Yucatán:





En este editorial podemos leer lo siguiente:

El presidente de Acción Nacional, Manuel Espino, ha tomado demasiado en serio el artículo 67 de los estatutos del PAN: “El presidente de Acción Nacional lo será también del Comité Ejecutivo Nacional, de la Asamblea Nacional, de la Convención Nacional y del Consejo Nacional”. Es decir, se cree dueño del partido al que pertenece.

Las tronantes declaraciones que acaba de dar en Mérida, Yucatán, vuelven a exhibirlo como un hombre más cercano a una derecha fascista e intolerante, radical y rupturista que al humanismo democrático redactado en los documentos básicos de Acción Nacional.

A la manera de un fiscal de la SS nazi lanzó amenazas y acusaciones con la evidente finalidad de amedrentar al presidente Felipe Calderón y, de paso, al secretario de Gobernación: “… está claro lo que es el Partido Acción Nacional y lo que es el gobierno y que no pretendan buscar un esquema de partido de Estado”. Por ello, vino la reacción inmediata de Ramírez Acuña: “Que presente las pruebas”.

Más que una conciencia, Espino es un ultra que busca, él sí, convertir al PAN en refugio de los intereses foxistas. El senador Federico Döring lo dijo con claridad: “Espino carece de calidad moral para hacer ese tipo de señalamientos. Él fue impuesto por Los Pinos”. Léase: por la pareja presidencial, lo que lleva a concluir que el ex presidente y la ex vicepresidenta buscan manipular, ellos sí, la vida interna del PAN para contrarrestar el poder de Calderón.

El activismo de la pareja para mantener y hacer crecer su poder económico-político es evidente. Lo hace sin discreción, consideración o escrúpulo alguno al gobierno actual. Las presiones a Los Pinos deben ser tan fuertes que Calderón y su gabinete han comenzado a hacer algunos intentos para deslindarse del gobierno foxista. En la gira por Juchitán, Oaxaca, aprovechó para decir: “México es distinto a como era hace apenas cuatro o cinco meses, cuando estuvo en peligro por un enorme vacío de liderazgo y el abandono de los asuntos públicos”.

Las observaciones que la Auditoría Superior de la Federación acaba de hacer a la Cuenta Pública 2005 demuestran que el gobierno de Fox se distinguió por la corrupción y el tráfico de influencias. ¿De qué tamaño serán las irregularidades que Calderón, para pintar su raya, ordenó que las secretarías y dependencias den respuesta inmediata a las observaciones hechas? Dicho de otra manera, hubo un claro mensaje para Fox y su esposa: mi gobierno no es tapadera de nadie.

En ningún país del mundo un partido pone grilletes o bozal a sus funcionarios públicos. Una cosa es que el Consejo Político del PAN exija a sus militantes, especialmente al Presidente de la República, no desviarse de los principios básicos del órgano que lo llevó al poder, y otra que Espino pretenda convertir al partido en el poder en un juzgado medioeval, donde, él, por supuesto, sería el inquisidor para pasar por la hoguera a todo panista que le caiga mal.

En las amenazas de Espino subyace la tradicional tentación que ha existido en muchos ex presidentes por seguir gobernando y la necesidad del nuevo mandatario por defender su autonomía y liderazgo. Calderón, como Presidente de la República, tiene derecho a influir sobre su partido. Esas son las reglas no escritas del poder. Reglas que no debería desconocer Espino, sobre todo por su estrecha relación con el Partido Popular español; un partido que aceptó del entonces presidente José María Aznar todo tipo de regaños, sugerencias, imposiciones e influencias. ¿Acaso no lo hizo aprobar la participación de España en la arbitraria invasión a Irak?

Lo interesante de la disputa es definir no sólo para el PAN, sino para el PRD y el PRI, ¿cuál debe ser —en la naciente democracia mexicana— la relación entre un jefe de Estado y su partido político? ¿La sana distancia con la que Ernesto Zedillo confinó al PRI al ostracismo y a la pobreza o el sano acercamiento al que se refirió recientemente Calderón?

Así como ha comenzado a redefinirse y a modernizarse la relación entre el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial con miras a pasar de la parálisis a la construcción de acuerdos, así también tendrá que encontrarse un punto de equilibrio entre el Presidente de la República en turno y el partido que lo puso en Los Pinos.

Espino, por lo tanto, debería estar concentrado en reunirse con la militancia panista, estudiosos y académicos para tratar de construir una propuesta novedosa que pudiera imprimir mayor madurez política a relaciones que, por su naturaleza, siempre resultan conflictivas. ¿Quién es el líder ideológico y político, el presidente del partido o el Presidente de la República? ¿Qué papel debe jugar uno y otro ante la militancia y la sociedad?

A Espino, sin embargo, únicamente le preocupa su futuro personal y por supuesto el de quienes, con toda y su supuesta lucha por la autodeterminación del PAN, lo pusieron donde está.

La elección del estado de Yucatán por parte de Manuel Espino para hacer tan tronantes declaraciones advertiéndole al país entero sobre el dominio que él se siente con derecho de ejercer no sólo sobre todas las estructuras panistas sino sobre toda la vida política de la Nación no fué cosa de casualidad, fué algo deliberado de su parte. Porque aunque Manuel Espino se siente el dueño del PAN, después de la excelente labor de infiltración llevada a cabo por él y los miembros de su ultraderechista cofradía Yunquista dentro del partido político de la derecha clásica, aún no tiene el control completo de todo el PAN en todo México, y muestra de ello es lo que le sucedió a su "hermana ideológica" Ana Rosa Payán Cervera precisamente en Yucatán, la cual de haber salido las cosas tal y como él lo hubiera querido sería en estos momentos la candidata única y segura del Partido Acción Nacional a la gubernatura de Yucatán.

La filiación ultraderechista de Ana Rosa Payán Cervera:





es algo que está fuera de toda duda, como lo señala el editorialista Ricardo Alemán en un trabajo suyo publicado en EL UNIVERSAL el 18 de enero del 2007, en donde asienta lo siguiente:

En su libro El Ejército de Dios, el periodista Álvaro Delgado documenta (página 188) la militancia de Ana Teresa Aranda en organizaciones de ultraderecha, como la Asociación Cívica Femenina (Ancifem), y la relación de esa agrupación con el Yunque -que era su versión masculina-, y con reputados militantes de El Yunque como Luís Felipe Bravo Mena, ex presidente del PAN. Dice Álvaro Delgado de Ana Teresa Aranda: "Fue jefa de prensa de Ancifem cuando Yuya presidió la asociación, y con Rosa Hernández, otra lideresa de afiliación pedemista. Fue compañera también de Cecilia y Gabriela Romero, de María de los Ángeles Bravo (hermana de Luis Felipe Bravo Mena), Ana Rosa Payán y Patricia Garduño, todas de El Yunque femenino".

Ana Rosa Payán, por si no lo saben los perredistas, coordinó la campaña de Luís Felipe Bravo Mena a la presidencia del PAN, en 1999, y fue una de las más entusiastas impulsoras de la llegada a ese mismo cargo, de Manuel Espino, hoy presidente del PAN. Todo su trabajo político, tanto en el PAN como al margen del partido, lo ha desarrollado en organizaciones confesionales y de extrema derecha -como Ancifem, Movimiento de Cursillos de Cristiandad, Comunicad de Profesionales Católicos, y otras-, que según la cultura de la izquierda perredista son la "peligrosa extrema derecha".

Veamos ahora lo que sobre esta "salvadora" de México nos dice Sara Lovera en un artículo suyo publicado por PROCESO el 8 de febrero del 2007, bajo el título "Cruel Paradoja":

México, D.F., 8 de febrero (apro-cimac).- Para las mujeres mexicanas, Yucatán tiene un significado histórico fundamental. En 1916 se realizó ahí el primer Congreso Feminista: ahí las mujeres iniciaron formalmente la defensa de sus derechos políticos y sociales, los ahora llamados sexuales y reproductivos, y fue la primera entidad que amplió las causales para permitir la interrupción de un embarazo por motivos económicos en 1923.

En la actualidad eso existe en Yucatán. También en el Distrito Federal, a partir de que el Código Penal se reformó, a instancias de Rosario Robles.

Pero en Yucatán, la entronización del pensamiento conservador y el atraso también tienen tradición, desde la época en que los peones estaban acasillados en las haciendas de los más grandes caciques del henequén.

Luego, en la época de la edificación de un cacicazgo perverso que encabezó un sector de priistas durante años. Hasta el atropello de José Vasconselos contra las mujeres que pedían el derecho y uso de los anticonceptivos, que dio lugar a la celebración del Día de la Madre, lo que prohijó la edificación, 50 años después, de un monumento al feto.

También, y todo mundo puede recordar, la campaña desatada contra homosexuales y lesbianas, en tiempos de un gobierno municipal panista que encabezó Ana Rosa Payán.

En Yucatán, la tierra de Carrillo Puerto, donde hoy los mayas sobreviven al infortunio y a la persecución, está lo mejor y lo peor de la historia y las libertades de las mujeres.

Es una paradoja cruel y difícil de entender en tiempos del mayor de los pragmatismos políticos. Tiempos en que la política es negocio, transacción, negociación y solamente un vehículo para enriquecerse o tener poder.

Ana Rosa Payán hoy se erige como la viva imagen de esta paradoja. Representa lo contrario de los principios que dice enarbolar la izquierda mundial y la lucha histórica de las mujeres por su libertad y su autonomía.

La conocí en un restaurante de Mérida, comiendo un rico pan de cazón. Convencida panista, como alcaldesa persiguió a los homosexuales; abrió los cauces para evitar se supiera que ahí existe el derecho ampliado para hacerse un aborto; gobernó con mano dura, al estilo de Felipe Calderón, se opuso a las propuestas progresistas, al contenido de los planes del Instituto Municipal de la Mujer; hizo el camino seguro para la llegada de un gobierno panista y profundamente conservador a todo el estado.

En su tiempo, al lado de Provida y sus mejores aliados, se erigió el monumento al feto. También entonces, cuando era jefa de gobierno de la blanca Mérida, Roberto Hernández (como otros grandes empresarios), uno de los hombres más ricos del país y acusado de las peores transacciones en la época de Carlos Salinas de Gortari, compró los terrenos y los cascos de las haciendas henequeneras para poner estancias y sitios de lujos, generalmente vacíos.

Es decir, Ana Rosa Payán no reúne un solo requisito para ser apoyada por los partidos de izquierda y es exactamente la mujer que no refleja un ápice de la lucha feminista. Todo lo contrario.

Por eso es una paradoja que los partidos de izquierda, especialmente el PRD, la vayan a impulsar para el gobierno de Yucatán. Hasta ahora el error más grande parecía ser el actual gobernador de Chiapas, Juan Sabines, o el viejo impulso a Layda Sansores. Pero el asunto de Rosa Payán es inadmisible, porque además viola acuerdos del Consejo Nacional del PRD, que prohíben las alianzas con personajes de Acción Nacional.

Una paradoja mayor es que Ana Rosa Payán vaya a ser apuntalada, asesorada, conducida para que gane por la empresa que encabeza Rosario Robles ("Sostén"), junto con un grupo de mujeres, donde algunas, al menos Laura Carrera, dicen enarbolar la bandera de las feministas.

Creo que estamos en tiempos donde lo único que no existe son los principios ni la moral política. Estamos en tiempos donde el dinero y el poder lo copan todo. Tiempos de partidos políticos que se han convertido en agencias de colocaciones al mejor postor.

Y es que, en un auténtico coup d'etat (golpe de Estado) que le fué dado por otros panistas más astutos que ella, la candidatura "segura" de Ana Rosa Payán Cervera para la gubernatura de Yucatán por parte del PAN se vino abajo, sin que Manuel Espino pudiese hacer algo para salvarla, lo cual la llevó a salirse "indignada" del PAN, alegando un fraude electoral cometido en contra suya en las elecciones internas de dicho partido. Arruinada la pre-candidatura de Payán Cervera dentro del PAN, la osadía de esta mujer aliada a la causa ultraconservadora de México la llevó al extremo de ponerse en la mejor disposición para ser lanzada como candidata a la gubernatura... ¡por la misma centro-izquierda de Yucatán, por el mismo Partido de la Revolución Democrática! ¡Y contando con el apoyo de Manuel Espino para ello! En efecto, y al más puro estilo de las infiltraciones que están dispuestos a llevar a cabo los Yunquistas, esta mujer aliada a los intereses y propósitos de la extrema derecha sin nada en común con la izquierda mexicana estaba más que dispuesta a ingresar como caballo de Troya dentro del PRD usurpando los recursos y la maquinaria política de éste partido no para promover la plataforma ideológica de la centro-izquierda sino para seguir promoviendo la expansión del Yunquismo en México, como lo sugiere el siguiente cartón elaborado por Helioflores para EL UNIVERSAL, titulado "Yunque Usted No lo Crea":





Sin embargo, a última hora, y en un raro momento de iluminación, los perredistas de Yucatán no mordieron el cebo y optaron por negarle su respaldo a esta mujer que de inicio no tenía absolutamente nada en común con ellos. El sábado 10 de febrero del 2007, se cayó la candidatura a la gubernatura de Yucatán que Payán Cervera ansiaba recibir por parte del PRD, dejándola sola al garete.

Lo que le sucedió en Yucatán dentro del PAN a la favorita del neo-fascista Manuel Espino no fué el resultado de una lucha de "buenos contra malos", sino más bien el resultado de luchas internas dentro del PAN por cotos de poder entre juramentados de la extrema derecha y no-juramentados, entre ambiciosos por cuestiones ideológicas ultrafanáticas y simples ambiciosos por cuestiones personales. No puede uno menos que sentir lástima por los pobres yucatecos cuando se ven forzados a tener que escoger entre opciones tan malas. Pero la lección principal de lo que sucedió en Yucatán sigue siendo válida: Manuel Espino aún no tiene a todos los panistas de México "disciplinados" detrás de él, aunque sus cófrades aún cuentan con seis largos años para seguir maquinando, para seguir complotando, para seguir explorando alternativas para "unificar" al panismo de todo México en torno a la candidatura presidencial del ahora líder moral del Yunquismo.

Con todo, hay algunos editorialistas que advierten ya las obvias intenciones de Manuel Espino de convertirse en el próximo Presidente de México, respaldado por las terribles fuerzas que están apoyándolo en esta empresa, fuerzas tan destructivas y poderosas que en el siglo pasado fueron capaces de desencadenar la Segunda Guerra Mundial. Uno de los que se han dado cuenta de estas intenciones es Jorge Zepeda Patterson, como lo manifiesta en su siguiente editorial publicado el 25 de febrero del 2007 en EL UNIVERSAL bajo el título "ABASCAL: ¿Sucesor de Espino?":

Manuel Espino, líder nacional del PAN, quiere ser presidente de México. Sin duda es una aspiración legítima y casi universal entre políticos profesionales. El problema reside en el daño que puede causar al país por lo que está dispuesto a hacer para conseguir su propósito.

Apenas el jueves pasado, en una conferencia en Bogotá, afirmó sin el menor pudor que Fox habría sido el mayor promotor del juicio político contra López Obrador en 2005. Y no es que no lo supiéramos, pero se supone que los panistas aducían razones jurídicas (el asunto de El Encino y el desacato a un juez) y no una persecución política. Para que no quedaran dudas sentenció: "Aprendimos que en una democracia no se puede pretender ganar al adversario metiéndolo a la cárcel". Alguien podría decir que no se trata sino de un arranque de sinceridad; pero hacerlo justo en el momento en que el PRD hizo una denuncia penal contra Fox por esos motivos equivale a torpedear su propio barco.

Dicho sea de paso, Espino podría creer que si alguien tan "claridoso" y campechano para hablar como Fox llegó a Los Pinos, él tendría similares merecimientos. Y en efecto, a ambos los distingue la incontinencia verbal. Pero hay una diferencia abismal entre ellos: mientras que los exabruptos de Fox son resultado de la frivolidad, el egoísmo y la ignorancia, los de Espino tienen que ver con la malicia, la belicosidad y la intolerancia ideológica. Fox causó daño por su irresponsabilidad; Espino lo hace por su perversidad.

Por lo pronto Espino ha intentado modificar el papel de la presidencia del partido en el poder, para hacer de ésta una especie de vicepresidencia del país. Carece de funciones de gobierno, pero se erige en un alter ego de la política; en una suerte de gran sacerdote que opina y sanciona sobre la manera en que deberían hacerse las cosas. No juega más que a su propio fortalecimiento. Calderón podrá ser el Presidente del Poder Ejecutivo, pero él es el líder de la primera fuerza política y pretende ser el jefe de los gobernadores, diputados, senadores y presidentes municipales que llegan al poder por la vía del PAN. Incluso en asuntos de políticas públicas, suele enmendarles la plana a Calderón y a sus funcionarios cada vez que considera que el gobierno no actúa de acuerdo con los principios panistas. O mejor dicho, de acuerdo con la manera en que El Yunque y la ultraderecha interpretan tales principios.

La mayor dificultad que tiene Espino para alcanzar su propósito es que en marzo de 2008 vence su primer periodo de tres años y no tiene asegurada la reelección (los estatutos del PAN admiten un segundo y último periodo). La posición es clave para la definición no sólo del futuro de las relaciones entre el gobierno y el PAN, sino para elegir al candidato presidencial del 2012, que los calderonistas quieren guardar para sí mismos.

En el marco de esta disputa, la renovación del CEN del PAN dentro de dos meses será la batalla madre, pues los consejeros serán los electores de la nueva presidencia en el 2008. Y justamente allí es donde entran Carlos Abascal y otros ex secretarios de Fox, convocados por Espino para sumarse a su causa (Luis Ernesto Derbez, ex canciller, y el tristemente célebre ex secretario del Trabajo, Francisco Salazar).

El "fichaje" de Abascal es una jugada estratégica para Espino, pues seguramente lo llevará de mancuerna para la reelección del 2008. Y en el peor de los casos, si la composición del CEN le resulta desfavorable, podría incluso ser su delfín para que lo sustituya en la presidencia del partido. En un momento dado para Espino podría ser más fácil hacer de Abascal el próximo líder del PAN que conseguir su propia reelección. Un plan "B" nada despreciable.

Por lo demás, el plan "B" podría extenderse a la Presidencia del país misma. Para el grupo más conservador del PAN, que encabeza Espino, Calderón y sus pupilos son un mal necesario: lo apoyaron contra el "mal mayor" que representaba López Obrador. Pero Calderón no era el candidato original de estos grupos, que preferían a Alberto Cárdenas o a Santiago Creel. Pero ahora El Yunque y similares no desean perder una siguiente oportunidad. Saben que si desean ganar la Presidencia en 2012, deben comenzar a "posicionar" a sus candidatos. Espino busca convencerlos de que él mismo puede ser el candidato idóneo. Carlos Abascal sería su back up, por si acaso.

Lo cierto es que desde que lo trajo del efímero retiro como ex secretario de Gobernación, Carlos Abascal ha sido, después de Espino, el personaje más visible en las filas del PAN, no obstante que se ostenta con el título de secretario general adjunto.

Abascal no es miembro de El Yunque, pero ideológicamente se inscribe en las filas de los sectores más conservadores del panismo. (Comentario: Salvador Abascal (†), el padre del Secretario de Gobernación Carlos Abascal bajo Vicente Fox, era un ultraderechista redomado, creyente paranoico hasta el final de sus días en la existencia de una grandiosa conspiración judía masónica comunista para el dominio del mundo, al igual que un ávido lector y experto comentarista en toda la propaganda típica circulada entre la extrema derecha mexicana. Se antoja difícil si no imposible que no le haya metido a su propio hijo alguna de esas ideas raras en la cabeza.) Espino lo ha traído como una especie de copiloto y mancuerna para reforzarse. Mi pronóstico es que terminará reemplazándolo en alguna de las dos aspiraciones que abriga Espino: la presidencia del PAN o la candidatura a Los Pinos. Abascal supera a su ahora mentor con un dígito en IQ y con carretadas en prudencia política.

No sólo el PAN fué secuestrado por una funesta avanzada de infiltración dirigida desde el núcleo mortal de la ultraderecha radicado en la ciudad de Guadalajara. En aras de la promoción de la candidatura presidencial de Manuel Espino para el 2012, la Organización Nacional del Yunque desde México invirtió una cantidad enorme de recursos para secuestrar también a la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) instalando en ella como su presidente mundial a nadie menos que al mismo Manuel Espino. Sobre esto, veamos lo que nos dice el prominente ex-panista Jesús González Schmal, el cual renunció desilusionado a su larga militancia en el PAN al ver cómo el PAN de antaño caía en manos de gente amoral presta a apoderarse de su estructura y de sus recursos con el fin de promover la agenda de un gobierno paralelo secreto:

ODCA Secuestrada
Jesús González Schmal
EL UNIVERSAL
10 de febrero del 2007

La democracia cristiana nace con la posguerra en Alemania e Italia como una nueva vía que rompía la bipolaridad del mundo entre el socialismo y capitalismo. Esta opción se nutría del contenido de las encíclicas sociales de la Iglesia que, aún inspiradas en el Evangelio, se dirigían a los hombres de buena voluntad que no necesariamente por medio de la fe religiosa, sino por la propia razón natural, buscaban un mundo en paz, regido por la justicia social y la ética política. Fueron expresas por parte de esta corriente las condenas al capitalismo inhumano que sólo creía en la acumulación de riqueza sin taxativas. De igual forma condenaba al comunismo soviético, en tanto su objetivo hegemónico vulneraba libertades y sometía nacionalismos regionales.

Los principios de la democracia cristiana procedían de la encíclica Rerum Novarum (1891), que postulaba la vocación del hombre a su responsabilidad política y social. Partía del reconocimiento del destino universal de los bienes, en el sentido de que Dios no creó propiedades privadas y por lo tanto todos los hombres por igual son acreedores del conjunto de bienes existentes. De igual manera defendía el derecho al trabajo digno sobre el capital (Laborem Excersens) y, desde luego, la libertad en el orden y en la democracia dentro del concierto internacional de naciones respetuosas de la soberanía en cada una de ellas, como presupuesto necesario para alcanzar la paz mundial duradera y justa.

Nadie puede dudar que esos valores revivieron la conciencia de la humanidad que, a la par de los reclamos de justicia laboral que motivaron las luchas obreras con el anarcosindicalismo y las proclamas socialistas de mediados del siglo XIX, fueron los motores que generaron el nacimiento de las garantías sociales en nuestra Constitución de 1917, que apenas cumple 90 años y se adelanta a muchas otras al consagrar ya no sólo las garantías individuales, sino las sociales por las que luchaban los movimientos revolucionarios en el orbe.

La democracia cristiana concebía también, contra el Estado gendarme del liberalismo clásico, un Estado activo, gestor, subsidiario y responsable de la justa redistribución del ingreso para lo que, incluso, era menester que asumiera actividades productivas en áreas estratégicas para preservar el cumplimiento de éstas al bien común y al ejercicio soberano de las economías nacionales, ante el acecho de las transnacionales como poderes fácticos y arietes del capitalismo.

Qué lejos está ahora la democracia cristiana de esos objetivos. Su triste involución la ha convertido en compañero de viaje de la globalización capitalista comandada desde Washington. Bajo el dogma del libre mercado se erigen altares a la inversión especulativa y a la extranjerización de las empresas de servicios financieros y por este medio a la apropiación, vía privatización, de la mayor parte de la infraestructura nacional hecha con el trabajo y esfuerzo de décadas de los mexicanos. Pero mucho peor, ha perdido su carácter de tercera vía y se ha convertido en el aliado incondicional de los intereses de Bush para hostigar y denostar a los gobiernos de centro-izquierda en América Latina, que han surgido para defenderse de la invasión neoliberal que ha empobrecido a la mayoría de los pueblos del planeta y ha enriquecido a los grandes centros financieros de las potencias industriales.

Por ello la inclusión y operatividad del PAN a través de Manuel Espino como cabeza visible de El Yunque en la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) tiene hoy un valor estratégico en política exterior para EU en orden a contrarrestar el avance de la centro izquierda socialdemócrata en el continente. Entusiasmado por la llegada de Calderón, Bush ha reconocido a éste y a su partido como el más útil esquirol para golpear a gobiernos hermanos de América Latina, haciéndolo renegar de la postura tradicional de la política exterior mexicana, que había tenido como característica la fraternidad y el respeto con todo el subcontinente.

Así, la democracia cristiana de Adenauer, De Gasperi, Freire, Caldera, etcétera, no sucumbió sólo por la corrupción que en Europa envolvió a estos partidos, sino ahora, por la regresión manifiesta de sus tesis de contenido social, trastocadas en un capitalismo global antitético a las demandas consignadas en los documentos pontificios que se decía defendían el bien común sobre el bien particular. Todo este fenómeno implica, en el fondo, una traición flagrante a los fundadores de la democracia cristiana y a los ideólogos originales que concibieron a Acción Nacional como partido político comprometido con el desarrollo social verdadero.

En los círculos internos de la Organización Nacional del Yunque ya se están barajando las cuatro vías posibles mediante las cuales sería posible instalar a Manuel Espino en la silla presidencial en el 2012:

(1)
La primera posibilidad: Manuel Espino contendería por la Gubernatura de Sonora, apoyado por todos los recursos financieros y mediáticos de la Organización Nacional del Yunque así como por la misma élite ultraderechista de Los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara. El fin de convertirlo primero en Gobernador sería para posicionarlo sólidamente en su camino hacia la Presidencia de la República. Se sobreentiende que la gubernatura sería tan sólo un paso intermedio, sin intención alguna de Manuel Espino ni de sus cómplices de tenerlo en dicha gubernatura por seis largos años mientras transcurren las elecciones presidenciales.

(2) La segunda posibilidad: Al terminar su gestión como presidente nacional del PAN, Manuel Espino sería colocado como miembro del gabinete presidencial en alguna Secretaría de importancia, para lo cual se "sacrificaría" alguno de los que ya están instalados, con el fin de darle a Manuel Espino la oportunidad de estar acaparando tiempo en los medios de comunicación con el fin de irse "dando a conocer" e ir promocionando su candidatura para la Presidencia de México de la misma forma en que Vicente Fox lo hizo con Santiago Creel. Al fin y al cabo, Felipe Calderón les debe demasiados favores a los ultras de la extrema derecha mexicana como para poder estar en condiciones de negarles un favor de esta índole.

(3) La tercera posibilidad: Manuel Espino repetiría un segundo período como presidente nacional del Partido Acción Nacional, para de allí posicionarse y lanzarse en pos de la Presidencia de México, tal y como lo hizo el priista Roberto Madrazo en el 2005. Sin embargo, esta es una alternativa riesgosa, y el mismo Espino ha manifestado en varias ocasiones su desacuerdo con esta posibilidad, considerando el hecho de que al irse conociendo en todo México y sobre todo entre las bases panistas quién es realmente el verdadero Manuel Espino podría desatarse una rebelión dentro del PAN promovida por no-juramentados de la extrema derecha, lo cual aunque pudiese ser superado por los aliados que Espino tiene incrustados dentro del PAN en puestos clave dejaría al PAN en una situación lamentable para poder contender por un tercer período por la Presidencia de México.

(4) La cuarta posibilidad: Manuel Espino ni repetiría como presidente nacional del PAN por un segundo período ni se posicionaría previamente como Gobernador de Sonora ni sería colocado dentro del gabinete presidencial en puesto alguno. Usaría su puesto como presidente mundial de la ODCA para irse promocionando, dejando por lo pronto las aguas tranquilizarse en México, tras lo cual regresaría respaldado plenamente por los amplios recursos finacieros con los que cuenta la extrema derecha de México, apoyado también de manera ilimitada por los mismos medios de comunicación que en el 2006 le sirvieron tan bien a los intereses de la extrema derecha. Sería el retorno de propagandistas paleros como el lambiscón Oscar Mario Beteta del Grupo Radio Fórmula y Enrique Krauze del Grupo TELEVISA.

Sobre lo último, un eje central en la campaña presidencial que se avecina para el 2012 será, nuevamente, el recurso intenso de las campañas de miedo y desprestigio, así como el apoyo incondicional y absoluto de todos los recursos que el pulpo mediático TELEVISA le pueda ofrecer a sus aliados de la extrema derecha. La campaña mediática que se llevó a cabo en el 2006 en contra de Andrés Manuel López Obrador no fué una cosa improvisada de última hora, fué algo planificado cuidadosamente con años de anticipación. Es, en efecto, el uso de los recursos del marketing al servicio del neo-Nazismo en México. El peligro de esta telecracia al servicio de grupos tan siniestros como la extrema derecha mexicana fué magistralmente definido por el afamado politólogo italiano Giovanni Sartori cuando afirmó que el predominio de la televisión en la formación de la opinión pública está creando una videocracia que en la práctica supone alimentar de "sustancia vacía la democracia como gobierno de opinión", concepto vertido en su libro Homo Videns: Televisione e Post-Pensiero ("Homo videns: La sociedad teledirigida") publicado en 1997. Una videocracia en la cual en México el poderoso pulpo Emilio Azcárraga Jean, uno de los hombres más ricos del mundo, aliado plenamente con los intereses de la ultraderecha, se siente con el pleno derecho de poder imbecilizar y manipular a toda una nación usurpando el inmerecido privilegio de tener en sus manos el monopolio de las principales radiofrecuencias del espectro.

Para el 2012 se puede anticipar también la intromisión en los asuntos políticos internos de México de extranjeros ligados al fascismo franquista en España, lo cual no sería nada nuevo, sino una repetición de algo que ya ocurrió en las elecciones presidenciales del 2006, en la cual los injerencistas lejos de ser expulsados del país fueron y seguirán siendo premiados inclusive con la ciudadanía mexicana. Veamos lo que dice el columnista José María Murià en un artículo suyo publicado en la revista revista Siempre! Número 2808 el domingo 8 de abril del 2007, titulado "Neofranquismo en México":

Guadalajara.- Un seminario que se desarrolló en Zapopan y Puerto Vallarta sobre las posibles relaciones entre los cristeros y el movimiento tradicionalista español que se conoce con el nombre de "Carlismo", además de rendir muy buenos frutos y confirmar el supuesto, dio pie al análisis de la cada vez mayor presencia de lo que, con justicia plena, podría llamarse neofranquismo español -encabezado por José María Aznar y su camarilla- en el México de nuestros días.

Clara fue la desfachatez del ex presidente español cuando vino a México a manifestar abierta y públicamente su simpatía por Felipe Calderón. Si no continuó con sus desplantes, en vez de irse con el rabo entre las patas, fue precisamente por lo mal que cayó su declaración entre la generalidad de los electores mexicanos y, también, entre importantes contingentes del "panismo" tradicional. Pero, de no haber sido así, no queda la menor duda de que el reaccionario político hubiera vuelto a sacar sus zapatos con elevadores, para no verse tan chaparro, y se hubiera lanzado al ruedo.

Se sustentaba en el hecho de la penetración de los capitales afines, cuya entrada fue franqueada a más no poder en su momento por el presidente Fox y la presencia en el equipo de campaña panista de un fuerte contingente de publicistas españoles especialmente adiestrados en aniquilar la buena imagen pública de los políticos contrarios.

La carambola fue fácil: el gobierno federal (del pro-Yunquista Vicente Fox) le promovió suculentos contratos al tal Hildebrando Zavala (el "cuñadito" incómodo de Felipe Calderón) y, con las pingües utilidades obtenidas, se patrocinaron los servicios "para cuestiones de imagen" o detractores de Ostos & Solà, una empresa adherida al Partido Popular Español, cuya función es precisamente la de desacreditar a sus enemigos.

Ostos & Solà es precisamente quien ha montado toda la campaña de desprestigio del actual presidente del gobierno español, don José Luis Rodríguez Zapatero. Una de las partes de dicha empresa lo es Gloria Ostos, reconocida activista de derecha y muy buena para organizar manifestaciones con tal tendencia. La otra, es un émulo y seguidor de aquel famoso Joseph Paul Goebbels, director de la propaganda nazi, de nombre Antonio J. Solà Reche.

No son buenos amigos para nuestro gobierno y si lo hecho, hecho está, convendría al menos que ahora evitaran que siguieran metiendo las narices en nuestros asuntos.

Sobre esto último, cabe agregar que la peligrosísima aventura de querer resucitar al fascismo bajo un recubrimiento neo-Nazi no es algo que esté limitado a México con la pretendida instalación de alguien tan funesto como Manuel Espino en la silla presidencial. Manuel Espino tiene ya muy buenos contactos y relaciones para éste propósito con la ultraderecha de España disfrazada como derecha moderada, como podemos leerlo en un editorial de Armando G. Tejeda titulado "Peligro: Aznar en Latinoamérica" publicado desde Madrid el miércoles 4 de abril del 2007 por Red Asociativa, que dice:

Peligro. Aznar en Latinoamérica

Aznar extiende su influencia sobre America Latina

Con apoyo de Manuel Espino, llama a combatir a Movimientos indígenas y altermundistas

Madrid, 27 de marzo. Con la pretensión de "influir" en las personas que toman decisiones desde México hasta Brasil, el ex presidente del gobierno español, el conservador José María Aznar, identificó a los que considera ''enemigos de Occidente'', entre ellos los movimientos indígenas, los Terroristas y los altermundistas.

En el documento titulado América Latina. Una agenda de libertad, en cuya elaboración participó el presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Manuel Espino, Aznar fija la doctrina que, a su juicio, deben seguir todos los dirigentes afines a sus ideas políticas; es decir, los partidos políticos latinoamericanos de cariz conservador y democristiano.

En el documento, que presentó hoy en la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que creó cuando todavía detentaba el poder y que ahora utiliza para establecer las líneas doctrinales en su propio partido, el Popular (PP), y en los sectores más conservadores de la sociedad española, Aznar, fiel a su discurso, expone un panorama político de permanente amenaza de los "enemigos de Occidente", contra los que invita a combatir sin tregua (Comentario: ésta puede ser una alusión velada a la fantasiosa "gran conspiración judía masónica comunista" con la que la extrema derecha mundial nutre todos sus traumas y todos sus acomplejados temores).

El texto, de 98 páginas, sostiene que "la alianza antisistema empezó a gestarse de manera espontánea, por la coincidencia en los enemigos y en las fobias".

La FAES es una institución que no sólo adoctrina a la derecha española, sino que ahora pretende extender su influencia hacia América Latina, para lo que estableció una serie de acuerdos de cooperación y colaboración con otros partidos, como el PAN, lo que permite tanto el intercambio de información como la asistencia de jóvenes políticos mexicanos a cursos de "capacitación" en Madrid. (Comentario: Estos cursos de "capacitación" son de hechos cursos de indoctrinamiento en las creencias de la extrema derecha, y entre los asistentes se cuenta casi siempre con una presencia garantizada de "Tecos" becados por la Universidad Autónoma de Guadalajara así como de juramentados de la Organización Nacional del Yunque.)

Asimismo, el ex mandatario español fustigó a los gobiernos del presidente venezolano, Hugo Chávez, y de su par cubano, Fidel Castro, al calificarlos de regímenes "siniestros" y "totalitarios".

En cuanto a los movimientos indígenas, Aznar agregó que este fenómeno "empieza a ser para América Latina lo que el nacionalismo es a Europa. El Indigenismo racista siembra la división social y agudiza problemas Existentes".

Los dos, dijo, "subordinan principios e instituciones liberales como la división de poderes, el mérito y capacidad, la igualdad ante la ley y el respeto por los derechos individuales, al logro de sus objetivos muy cercanos al totalitarismo".

El público presente en la sede de la Faes, formado por cuadros jóvenes de Partidos conservadores latinoamericanos y de militantes del PP, recibieron con un aplauso la "doctrina" que Aznar pretende expandir en los gobiernos de América Latina en los próximos meses.

Lo que suceda en México en el 2012 puede tener a la larga repercusiones terribles para la misma España (ya no se diga para el resto de Latinoamérica) de donde han llegado estos Falangistas encubiertos a sentar sus reales en México. La instalación en México de un gobierno abiertamente ultraderechista encabezado por alguien tan endurecido en la ideología de la extrema derecha neo-Nazi como lo es Manuel Espino puede proporcionarles a los neofranquistas españoles una plataforma segura de operaciones -un santuario- dentro de la República Mexicana para que puedan planificar desde México la conquista de las redes del poder en España recurriendo a todas las porquerías que tan buen resultado le han dado a su contraparte en México. Y no estamos hablando ya de una derecha moderada para España. Estamos hablando de una derecha a ultranza, anhelante de regresar a España a los viejos tiempos en los que la Falange regía la vida de los españoles con mano de hierro. Se trata de españoles indeseables que en estos momentos ya están en México forjando muy buenas relaciones con los dueños de la ultraderechista Universidad Autónoma de Guadalajara y con gente clave dentro de la Organización Nacional del Yunque, individuos ansiosos por llevarse a España las experiencias de todo lo que están aprendiendo en México, ansiosos por repetir allá los mismos métodos y las mismas recetas que tan buen resultado le han dando a la ultraderecha mexicana. Es hasta posible que, en un momento dado, reciban ayuda económica de los Yunquistas de México para lograr transformar a la democracia española en una farsa mediática al servicio del Falangismo resucitado. España podría ser un refugio de neo-Nazis en desgracia, como ayer lo fué de Nazis tales como Horia Sima, Leon Degrelle y Otto Skorzeny. Sería otra vez la España en la que entraría nuevamente en amplia circulación la propaganda neo-Nazi generada por gente enferma de mente y de espíritu como los enajenados propagandistas Joaquín Bochaca y Salvador Borrego. Y tal y como ahora los extremistas quieren hacerlo sobre México, también en España los encapuchados del nuevo milenio se lanzarían a la prohibición total del aborto en todas sus formas, incluyendo los casos de violación, incesto o peligro de muerte para la madre. Y al igual que en el caso de México, a estos tipos no les importaría sumergir a España en una nueva y sangrienta guerra civil, si es lo que se requiere para la internacionalización del nuevo orden. Esto es lo que está en juego para España si México termina por caer completamente en manos de la extrema derecha, proceso al cual están contribuyendo sus propios neofranquistas que ha estado exportando recientemente de España a México.

Desde hace varios meses, inclusive desde antes de que Felipe Calderón se instalara en la silla presidencial, los estrategas de la extrema derecha se han estado confabulando activamente para hacerle imposible a los candidatos de la oposición (PRI, PRD, PVEM, PT, Convergencia) el poder arrebatarles la silla presidencial en el 2012 a quienes están montando en México un gobierno paralelo secreto. Y no están dejando nada al azar. Ellos desde hace tiempo ya tienen instalado su cuartel de campaña secreto, su cuartel de operaciones de guerra en el que se reúnen periódicamente para estar evaluando momento a momento la situación política del país y para estar interviniendo con mucha antelación en donde sus vastos recursos les permiten hacer prácticamente todo lo que les dá la gana sin que alguien se atreva a detenerlos. Ningún hombre solo puede ya contra ellos. Ningún partido político en México está en condiciones de poder combatir en igualdad de condiciones en contra de ellos. Ni siquiera todos los partidos políticos de México -exceptuando, claro está, al infiltradísimo PAN, hoy al servicio de la Organización Nacional del Yunque- si uniesen y combinasen todos sus recursos podrían emparejarse con el enemigo oculto. Ante esta situación francamente desventajosa que marca el ocaso de la democracia que en otros tiempos muchos mexicanos anhelaban legarle a sus hijos, el panorama se antoja poco menos que sombrío.

Naturalmente, todos aquellos posibles pre-candidatos presidenciales que le puedan hacer sombra a Manuel Espino, todos aquellos que puedan constituír un factor de riesgo para echar al PAN de Los Pinos en el 2012, están ya bajo una vigilancia intensa en estos momentos. Todos sus movimientos, todas sus llamadas telefónicas, todas sus comunicaciones por Internet, están ya bajo vigilancia continua las 24 horas del día. Pueden tener la plena seguridad de que con el uso indebido de recursos oficiales todo su pasado está siendo investigado minuciosamente, escarbado por doquier, con el fin de poder encontrarles algo como lo que utilizaron en el 2005 para sacar al pre-candidato priista Arturo Montiel de la contienda justo cuando se sentía más seguro. Políticos prominentes de la oposición, presidenciables, tales como Enrique Peña Nieto (PRI), Amalia García (PRD), José Reyes Baeza (PRI) , Marcelo Ebrard (PRD) y muchos otros deben dar por hecho de que en estos momentos ya hay amplios recursos de las dependencias públicas federales asignados para estarlos espiando noche y día, además del espionaje y las traiciones de que estén siendo objeto por parte de miembros de la Organización Nacional del Yunque así como por parte de Tecos egresados de la ultraderechista Universidad Autónoma de Guadalajara que fingiendo ser sus amigos los saludan con una mano mientras que esconden el puñal con la otra tras la espalda. Cualquiera político que pueda tener posibilidades de llegar a la Presidencia de México está ya en estos momentos bajo un escrutinio mucho mayor del que se imagina. De nueva cuenta, y se repite aunque parezca fastidioso, de esto fué precisamente de lo que se trató la elección presidencial del 2006. Por esto era tan importante para la extrema derecha el garantizar a como diera lugar que el PAN no saliera de Los Pinos en el 2006. El 2006 no era más que un paso intermedio para llegar al 2012, el año anticipado para la consumación del golpe final.

¡Ah! Y podemos tener ya la plena seguridad de que para la campaña presidencial del 2012 nuevamente estará allí el avejentado Chespirito (si es que aún vive para entonces) abriendo su boca ensalzando al neofascista de línea dura Manuel Espino, inventándole cualidades que ni siquiera podemos imaginar, inventando historietas de corte propagandístico que sólo él es capaz de concebir, a la vez que desatará sus advertencias en contra de los que puedan ser los principales opositores de Manuel Espino y del infiltrado PAN, pintándolos a todos ellos como un peligro para México. Ya lo hizo en el 2006, lo está haciendo en el 2007, y lo volverá a hacer nuevamente en el 2012 y cuantas veces se lo pidan. A menos, claro está, de que algún ultra-izquierdista iracundo le ponga un balazo entre ceja y ceja, despachándolo a un lugar desde donde ya no pueda serles de utilidad alguna a los nuevos amos de México. Naturalmente que no le deseamos tal cosa al anquilosado Roberto Gómez Bolaños, por muy merecida que la tenga, aunque ello signifique que algún día pueda estar saludando en su decrépita chochez con el brazo extendido al estilo Hitleriano y con un brazalete rojo puesto en el brazo al Presidente de México Manuel Espino Barrientos, el nuevo Führer de Latinoamérica que se encargará de revivir el neo-Nazismo en todo el continente, tal y como lo dicta la conspiración que está siendo urdida desde la ciudad de Guadalajara.

-------------------------

POST SCRIPTUM

El 28 de abril del 2007, el Cardenal Norberto Rivera Carrera anunció a través de la Arquidiócesis Primada de México la excomunión de la Iglesia Católica para el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, como castigo por no haber utilizado su puesto como Jefe de Gobierno del DF para vetar la "Ley de Despenalización del Aborto" recientemente aprobada por la mayoría de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México. Cabe señalar que ésta no fue una ley promovida a iniciativa de Marcelo Ebrard (de hecho, ni siquiera fue una idea original del PRD, la propuesta de esta ley fue hecha primero por el Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina).

La verdadera intención de esta medida draconiana, de triste memoria en México desde que le fué aplicada en términos terribles al mismo Padre de la Patria Don Miguel Hidalgo y Costilla, más que condenar al cada vez más popular Marcelo Ebrard a los infiernos eternos, parece haber sido creada con fines más prosaicos, más terrenales, con fines meramente políticos, con el objetivo de quitarle del camino al ultra-fascista Manuel Espino a quien pudiera serle un estorbo importante en su camino hacia la Presidencia de la República en el 2012.

Todo esto ocurría al mismo tiempo en que por órdenes giradas directamente por Felipe Calderón, el español neo-fascista Antonio Solà Reche, ese publicista discípulo predilecto del Falangista José María Aznar, ese publicista artífice de la feroz guerra sucia montada en el 2006 en contra del candidato presidencial izquierdista Andrés Manuel López Obrador siguiendo las indicaciones dadas al respecto por el injerencista norteamericano Dick Morris, recibía la nacionalidad mexicana, (siguiendo los pasos de su coterráneo Juan Camilo Mouriño Terrazo). Justo los nuevos mexicanos importados de Europa que la extrema derecha en México necesita para ir preparando ya desde ahora las campañas de guerra sucia que serán utilizadas por el Yunque en el 2012 con la plena colaboración de los poderosos consorcios mediáticos como TELEVISA y Radio Fórmula. Ahora estos extranjeros sí pueden inmiscuírse abiertamente en los procesos electorales internos que competen única y exclusivamente a los mexicanos, porque gracias a Felipe Calderón -y al Yunque- son tan mexicanos como cualquier otro. (Antonio Solà ya fué despachado urgentemente por Manuel Espino a Yucatán para salvarle al PAN su tambaleante situación ante un cada vez más descontento electorado yucateco ahíto de un panismo radicalizado aferrado tercamente a la idea de querer eternizarse en el poder imponiendo sobre la población criterios monacales y santurrones con los que trata de disfrazar en vano su doble discurso, su doble moral.)

Podemos visualizar ya, desde este momento, que a partir del 2011 la Organización Nacional del Yunque esté movilizando toda su poderosa maquinaria propagandística, apuntalada por ríos ilimitados de dinero de procedencia desconocida, a través de la radio y la televisión en contra de Marcelo Ebrard -si es que Ebrard se decide a lanzarse para entonces en pos de la Presidencia de México- con el argumento político-religioso (¡una mezcla EXPLOSIVA!) de que "No votes por un hombre que ha sido excomulgado por la Iglesia Católica", "Marcelo Ebrard, el excomulgado, es un peligro para la población católica de México", y así sucesivamente.

Esto que está sucediendo en México carece de precedentes en el resto de Latinoamérica (y de hecho, en el resto del mundo). Ojalá y con la misma energía y vigor con la cual se excomulga a personas en México por razones de índole meramente política también se excomulgara públicamente a peligrosos narcotraficantes como Joaquín "El Chapo" Guzmán y a los sacerdotes a los cuales se les ha comprobado haber incurrido en pedofilia en contra de menores de edad, pero como estos no estarán contendiendo jamás en contra del líder moral del Yunque Manuel Espino por la Presidencia de México, pues entonces no son merecedores de tan terrible castigo y, por el contrario, son dignos de toda la compasión y protección cristiana que se les pueda dar.

De acuerdo con fuentes de información de Spectator cercanas a la cúpula de la Organización Nacional del Yunque, la idea original de excomulgar a Marcelo Ebrard ni siquiera fue una ocurrencia del Cardenal Rivera, fue una propuesta que estuvo siendo susurrada insistentemente a los oídos del Cardenal por Jorge Serrano Limón, el presidente perpetuo de esa organización satelital del Yunque llamada Pro-Vida. Y ni siquiera fue una idea original de Serrano Limón, fue parte de un plan fraguado de antemano para utilizar un buen pretexto para torpedear tempranamente las aspiraciones presidenciales de Marcelo Ebrard. Un plan al cual la Iglesia Católica, mordiendo el cebo, se prestó como feliz ejecutora, pasando por alto el hecho de que los nazi-fascistas detrás de estas maquinaciones son ferozmente anti-Cristianos y anti-humanos como en su tiempo lo fueron Adolfo Hitler y sus Nazis.

De haber sido congruente el Cardenal Norberto Rivera consigo mismo, en todo caso habría excomulgado primero a los Asambleístas pertenecientes al Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina que presentaron por vez primera la iniciativa de la controvertida ley, e inmediatamente tras esto proceder a excomulgar públicamente, uno por uno, a todos los Asambleístas que votaron a favor de la ley; él sabe perfectamente quiénes son. Pero no se trataba de ésto, máxime que ninguno de los Asambleístas tiene la enorme popularidad política de la que goza Marcelo Ebrard. Se trataba, a falta de un pretexto para montarle a Ebrard un proceso de desafuero:




Cartonista: Naranjo
Fuente: PROCESO

como el que le montaron a Andrés Manuel López Obrador cuando también era Jefe de Gobierno del Distrito Federal, de encontrar ya, desde ahora, una justificante, la que sea, para poder echar a andar una intensa guerra sucia en contra del excomulgado Marcelo Ebrard, contrastándolo mediáticamente con el "salvador" pro-vida Manuel Espino. A fin de cuentas, de ésto es de lo que realmente se trata. No importa que el mismo Marcelo Ebrard esté opuesto personalmente al aborto cuando no hay limitante alguna de por medio (la ley que él firmó sigue castigando con cárcel el aborto después de doce semanas de gestación del embrión, y es de aplicación exclusiva dentro del Distrito Federal negándosele a cualquier mujer que no pueda comprobar su residencia dentro de la Ciudad de México). Se trata de enfangarlo ya desde ahora, de enlodarlo, de quitarlo del camino. Para atornillar a fin de cuentas en la silla presidencial en el 2012 a un neo-Nazi machista que obligaría a TODAS las mujeres de México -sin exceptuar una sola- que sean violadas a concebir el hijo del que las violó, y que acabaría para siempre con los abortos requeridos por urgencias médicas aún a costa de poner en grave peligro la vida misma de la madre en caso de no llevarse a cabo el procedimiento, que al fin y al cabo para tipos como Manuel Espino "si eso es lo que Diosito quiere" (según ellos) pues entonces que se muera también la madre aunque no sea posible médicamente salvarle la vida al feto.

Y, se repite, Marcelo Ebrard no es el único político mexicano que está bajo la mira de la escopeta del Yunque. Hay otros (el mexiquense Enrique Peña Nieto, el michoacano Lázaro Cárdenas Batel, el chihuahuense José Reyes Baeza, etc.) que también están en la lista. Porque, al menos para la terrible Organización Nacional del Yunque, la campaña presidencial para el 2012 ya está en marcha, y sus estrategas están ya muy activos. Una campaña para la cual los ultraderechistas están más que dispuestos a calumniar, a difamar, a enlodar, a enfangar, y, en caso extremo, a matar cuantas veces sea necesario, aunque al mismo tiempo y por otro lado estos mismos ultras dándose golpes de pecho condenen hipócritamente la "matanza" de óvulos recién fecundados.

2 Comments:

Anonymous uxmal said...

Aquí, Yucatán.

Primero, quiero señalar lo importante que estas bitácoras son para muchos que vivimos en Yucatán. Somos muchos, miles quizá, los que hemos estado siguiendo de cerca y que esperamos con avidez cada nuevo trabajo que aquí se publica. Todo esto es extraordinario, informativo, revelador. Sabemos que hay mucha desinformación oficial y que los monopolios de la televisión han estado ocultando lo que se denuncia aquí. Pero no importa, está corriendo la voz, y cada vez le hacemos menos casos a la desinformación de las televisoras, ya no nos pueden manipular como antes. Segundo, gracias a lo que aquí se publica, muchos yucatecos tuvimos la oportunidad de cambiar nuestro voto este pasado 20 de mayo. Dada la gran cantidad de personas que leemos y comentamos estas bitácoras en Yucatán, es muy posible que hayan tenido un impacto muy importante, quizá decisivo, en la histórica derrota del PAN en nuestro estado. Yucatán ha dejado de ser panista. Sabemos lo importante que es para los del yunque que el PAN siga ganando y conquistando poder y posiciones, por eso hemos reaccionado ante la amenaza y le hemos retirado nuestra confianza y nuestro apoyo. Es nuestra contribución, nuestro granito de arena, para impedir que los del yunque terminen apoderándose de México. Hemos hecho nuestra parte. Ahora le toca al resto de los mexicanos en otros estados hacer lo que les corresponde para que entre todos podamos salvar a nuestro país de esos apátridas traidores que no conocen más nación que el yunque.

Es importante remarcar que Yucatán no se está moviendo hacia la izquierda, y la prueba de ello es la poca votación que obtuvo el PRD en Yucatán. Yucatán se está alejando de lo que se está transformando en una derecha recalcitrante, y eso sí no lo podemos tolerar.

Antes de cerrar, debo agregar que nos cayó a todos como una bomba, y no precisamente una "bomba yucateca", el enterarnos por este medio que detrás de la guerra sucia que los del PAN le hicieron a Ivonne Ortega estaba ese desgraciado extranjero español que planificó y ejecutó el año pasado principalmente a través de Televisa la guerra sucia contra López Obrador. Se comportaron como unos puercos revolcándose en el estiércol, agrediendo e injuriando a una dama que en todo momento se comportó como lo que es, toda una gran dama. Pero ya les cobramos muy caro su falta de caballerosidad y su yunquismo. Y en cuanto a ese extranjero español, sepa de una vez por todas que aquí en Yucatán no es bienvenido, y si se regresa a su país de origen para hacer allá sus porquerías poniéndose al servicio de los franquistas fascistas, se lo agradeceríamos mucho; es lo único que le agradeceríamos.

¡Muera el yunque!
¡Viva Yucatán!
¡Viva México!

martes, 22 mayo, 2007  
Blogger MARGAR said...

Saludos desde merida la blanca, secundo lo que comenta Uxmal

viernes, 14 septiembre, 2007  

Publicar un comentario

<< Página Principal